Historia - Serra do Courel

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Historia

El accidentado relieve salvaguardó a toda la comarca de muchos avatares históricos, aún así, el viajero que se acerque a estas tierras encontrará testimonios prehistóricos como son los castros de Torre, Vilar y Megoxe y las presuntas cuevas rupestres del Oso en Moreda.
De época romana se conservan abundantes asentamientos relacionados con la extracción aurífera, además de los hallazgos de Torre Cabreira y Monte Cido. La riqueza minera de esta zona fue explotada por los romanos, ayudándose de sofisticadas obras de ingeniería (ruina montium). Estas minas a cielo abierto, excavadas en la montaña, necesitaban del agua de estos cauces fluviales para el proceso de arranque, arrastre y lavado del material, por lo que son numerosos los canales excavados en el monte para facilitar su transporte hasta la explotación. Entre las minas más importantes se encuentran las de Torubio Oeste, en la parroquia de Esperante, y la Mina da Toca, en la de Seoane.
De época medieval subsisten templos, caseríos y ruinas de fortalezas como la de Carbedo en Esperante. Sin embargo, el hecho histórico más reseñable del municipio se centra en el refugio que los monjes de Samos, en pago a los muchos favores recibidos por D. Fruela, prestaron al hijo de éste, Alfonso II El Casto, para protegerlo de las iras de su tío D. Aurelio, que ocupaba el trono. Buscando los monjes el mejor modo de protegerle, eligieron el lugar de Sobredo en la parroquia de Santa María de Folgoso. El futuro rey (desde finales del siglo VIII hasta principios del IX) recibió sus primeros estudios en la iglesia monasterial de Visonia, la actual Visuña.
En el año 1959 se localizó, en la torre de Cabreira, una inscripción romana hospitalaria, denominada la Tésera de la Hospitalidad que, en realidad es una placa de bronce fechada en el año 28 d. C, montada sobre dos columnas laterales estriadas con frontón triangular y un grabado con inscripciones en latín. En su extremo superior aparece grabada en altorrelieve una efigie, probablemente, representando a la autoridad otorgante. La primera información sustentada en un soporte en el Courel, es la conocida como Tésera do Courel, un antiguo pacto entre ciudadanos de tribus indígenas amparado por el poder romano, sobre el 19  del Siglo I. Lo que se conoce como Hospitium Celtibérico. La Tabla de Hospitalidad del Courel está hecha en bronce.
En el año 1900 la población de O Courel, ascendía a 6.468 habitantes, no dejando de menguar desde entonces, hasta los actuales 1.106 habitantes (2016). En el año 1970 se produce la segregación de las parroquias de Santa María de Outeiro y Santa María Magdalena de Seara, pasando ambas a formar parte del ayuntamiento de Quiroga.
 
Buscar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal